Terapia de Pareja

Como en cualquier relación interpersonal, la relación de pareja  puede pasar por momentos de dificultad que generan dudas sobre si la decisión que tomamos de compartir nuestra vida con esa persona fue realmente acertada. En terapia de pareja, se pueden superar los posibles problemas que se presenten o tomar las decisiones más adecuadas para los dos de una forma consecuente con los propios valores personales y con esperanza de futuro.


Las dificultades que se suelen ver en terapia son las siguientes:

Convivencia

La terapia se invierte en recuperar la confianza, la comunicación, el amor y el cariño, además de recuperar la pasión y el sexo. Todo esto permitirá que se entiendan y compartan un proyecto común que se ajuste a los dos miembros comprometiéndose con sus propios valores. Aquí es muy importante trabajar la comunicación.

Los hijos

Si una pareja está deteriorada se escuchan gritos, llantos, golpes, insultos y, en general, un ambiente distorsionado y confuso. Y esto hay que cuidarlo porque es fácil que los niños aprendan modelos distorsionados de actuación. Todos sabemos que queremos lo mejor para nosotros mismos y más para nuestros hijos.

 

¿Para quién está indicada?

Desde Psicología Yeste recomendamos este tipo de terapia tanto para aquellas parejas que quieren mejorar su relación como aquellas otras que viven un momento crítico que les puede llevar a la ruptura.

 

La terapia que impartimos te beneficiará ya que permite corregir los problemas de comunicación y solucionar los resentimientos que guardamos del pasado.

Cuando la pareja se consolida y se toman decisiones en común no es raro que surjan desavenencias de toda índole, como las familiares. También se aprende a compartir, tanto lo bueno como lo malo. De ahí que cuando se presentan crisis es mucho mejor resolverlo entre los dos, ya que lascargas compartidas son menores.

Tampoco nos olvidamos de la importancia de la comunicación en la relación de pareja. Es uno de los temas más importantes y que primero falla. ¿Quieres aprender a comunicarte mejor, a atajar de raíz los posibles problemas y tener mayor compenetración con tu pareja?

Pero no se nos debe olvidar la individualidad de cada uno. Comparte, pero con límites para poder tener también autonomía e independencia, es decir, ser uno en cuestión de pareja pero sin olvidar que está formada por dos seres individuales que tienen necesidades individuales.