Tulips

Nutrición y psicología: Mitos

Es necesaria una concienciación clara de qué quiero hacer a partir de ahora, cómo me gustaría envejecer desde la nutrición y psicología, qué tipo de vida quiero llevar, en lo que depende de mí. ser consciente de lo importante que yo soy en el mantenimiento de mi salud, saber que estar sano no es algo que se te regala de por vida, la salud se debe cuidar y respetar según como te respetes a tí mismo. Leer más

psicologiayesteanonuevo

Año nuevo, ¿planes nuevos?

Estudiar inglés, hacer deporte, dejar la cerveza, llamar más a casa… ¿os suena este tipo de planes para el nuevo año?

El final de una época y comienzo muchos aprovechamos para retomar planes, propósitos, promesas que teníamos pensados y no se han cumplido a lo largo del año. Bien sea por contratiempos con lo que no habíamos contado, bien por dejarnos llevar por la rutina, la costumbre o hábitos poco aconsejables que conocemos muy bien. Si seguimos estas rutinas vivimos una vida a medias, no tan plena como nos gustaría llevar si estuviéramos libre de esas actitudes.

Leer más

psicologiayestenavidad

La tristeza y la Navidad

La Navidad es un tiempo de paz y amor entre los que la celebramos. Es el momento del año en que, no sólo se permite, sino que se espera de las personas que se conecten entre sí y con el mundo que les rodea. Ese es el objetivo de felicitarnos unos a otros cuando llega el 24 de Diciembre, como una verdadera terapia psicológica masiva: Leer más

gente_feliz_11

Parejas Estables: ¿Como son?

Se han identificado 5 tipos de matrimonios, estables o inestables, cada uno con distintas características:

  1. Uno busca y el otro elude: Generalmente es la mujer la que plantea los problemas y el hombre los desestima.

  2. Desapegados: Se trata de personas emocionalmente distantes que parecen no necesitar intimidad, reflejan falta de interés mutuo.

Leer más

MARGARITA

BENEFICIOS DE VIVIR EL PRESENTE

La mayoría de nuestras preocupaciones y ansiedades vienen de pensar en el pasado y planear (o presumir) el futuro. Muchas veces pensamos en lo que tuvimos, perdimos y sufrimos o disfrutamos en otros tiempos, y comparamos esas experiencias – para bien o para mal – con nuestro presente. Otras veces queremos anticipar qué traerá el mañana o cómo podremos controlar nuestra vida de manera que obtengamos lo que tanto ansiamos o evitemos lo que nos asusta. En esta reflexión constante sobre lo que fue y lo que puede ser, nos perdemos lo único que realmente existe: EL AHORA.
Leer más

imagesCA0L7UBA

ACEPTAR EL DOLOR ES SANAR

Muchas personas están padeciendo dolor y sufrimiento en sus vidas, tanto debido a enfermedades y dolencias declaradas como también por lo que podemos denominar “malestar” o la insatisfacción intrínseca de una vida que no deja de buscar otro estado o condición en la que sentirnos realizados, completos y felices.

Cuando hay un desequilibrio entre lo que surge en la experiencia lo que uno quiere que suceda, el sufrimiento es inevitable.

El camino directo parala superación de la pena y la lamentación, para la eliminación del dolor y la aflicción, para alcanzar el verdadero camino, para la liberación es Mindfulness (Atención Plena).

La dimensión de bondad refuerza el juramento hipocrático: “primum non nocere” (primero, no hacer daño), al que todos necesitamos otorgar continua atención en el momento presente. No me refiero solo en relación a aquellos que acuden a nosotros con vulnerabilidades indecibles, sino al trato que somos capaces de infligirnos a nosotros mismos. Son maneras en las que tratamos a otros o a nosotros mismos que necesitan ser vistos y atendidos de forma completa y amorosa. Llegar al convencimiento preciso de que no necesitamos ninguna promesa de futuro a la cual desplazar nuestra necesidad de felicidad, sino que el presente contiene todos los elementos de plenitud y satisfacción.

Se asume que todas las personas tienen un acceso innato a la sabiduría.

Hablamos de la capacidad del “sistema” de un individuo para curarse a si mismo (o curarse desde dentro). Las personas que sufren pueden alcanzan de forma espontánea un punto en el que pueden pasar de un estado de desequilibrio y angustia a uno de mayor armonía y serenidad con respecto a si mismos y con una consecuente mejora de la percepción subjetiva de bienestar.

A continuación trataré sensaciones básicas que provoca el dolor, son componentes mentales negativos que hay que tener en cuenta a la hora de acercarnos al equilibrio mental. Se trata de la ilusión o ignorancia, el apego o deseo y la aversión u hostilidad:

Ilusión o ignorancia debe entenderse como un defecto de percepción, de una mente “empanada” que impide a las personas ver las cosas con claridad y sin hacer ningún tipo de juicio de valor. Es un estado de ceguera o a no querer ver la realidad, se construye una idea subjetiva de la propia experiencia y no como es en realidad. Su correspondiente contrario es la “sabiduría”.

El Apego o deseo se expresa como un vivo deseo egoísta de gratificación que tiende a sobreestimar la calidad de lo que se desea (idealización) y que distorsiona la realidad en tanto en cuanto hace que la persona permanezca anclada a un objeto o pensamiento, creando una especie de fijación de la que es difícil separarse. El apego o deseo puede convertirse en avaricia, futilidad, avidez, antojo, varias formas de dependencia y adicciones, excitación y agitación mental. Es la respuesta refleja de alcanzar o aferrarte a algo que se desea.

La aversión y la hostilidad deben entenderse como una ira intensa que hace que se distorsione la realidad, pero en el sentido opuesto del apego, y que genera que una persona lo vea todo de manera negativa. El enfado o ira puede desencadenar en furia, venganza, desprecio y envidia. También se refiere a la aversión y a la falta de voluntad que implica el alejamiento, negación o atacar a algo que se experiencia que es indeseable. Normalmente aparece como respuesta al dolor o al desagrado. El apego y la aversión son las expresiones bipolares del deseo. Su correspondiente contrario es la compasión o darse amor a uno mismo en momentos de sufrimiento, dolor o malestar.

El principal trabajo reposa en un silencio profundo, una tranquilidad y una apertura al presente y todo lo que nos trae la experiencia real y plena.

Pensamientos y sensaciones desagradables pueden existir, y de hecho son partes inevitables de la experiencia, sin embargo, cambiando la actitud de resistencia al dolor se puede reducir o incluso eliminar.