nutrición

Nutrición y psicología : causas

Cualquier psicólogo en Albacete te dirá que la salud comienza por cuidarse y alimentarse de forma adecuada. En nutrición y psicología los hábitos alimenticios se aprenden desde niños. No todo requiere terapia psicológica.

Las personas no usamos los alimentos única y exclusivamente para cuidarnos sino que, la forma en la que nos relacionamos con el mundo va a influir en la relación que adoptamos con la comida.“Dale algo de comer al niño que se calle”,”mientras como estoy tranquilo”… es innegable que nos relacionamos con la comida según como nos comunicamos con el mundo, a veces la usamos como una forma de combatir el estrés.

De esta forma, si en la infancia se nos ofreció la comida como el remedio que solucionaba cualquier conflicto, o como premio al hacer algo bien, o simplemente como muestra de afecto. La persona aprende a recurrir a los alimentos como una solución mágica que os hace sentirnos bien, como tratamiento de la ansiedad.

Hay tres componentes que afectan directamente a la nutrición y psicología en salud:

  1. El componente biológico se hace presente de forma clara en las personas que tienen el metabolismo más bajo, obesidad infantil, hipotiroidismo, irregularidades menstruales, insuficiencia hepática ya que el aumento de peso se hace visible de forma rápida. Afortunadamente existen tratamientos para solucionar cada una de esas dolencias y que el sistema biológico no impida que alguien cuide su salud.

  2. Otro componente que influye en la relación que mantenemos con la comida es el psicológico. Dejarse llevar por emociones como la ansiedad, el aburrimiento, el estrés, tristeza o soledad a algunos les lleva a comer de forma irregular, tanto por exceso como por defecto siendo cualquiera de estas opciones una forma de acercarse uno a la enfermedad y maltratarse poco a poco.

  3. Otro componente que quiero resaltar aquí es la relación que hay entre nuestro sistema biológico y nuestra personalidad ya que el cuerpo intenta vivir en equilibrio y si lo estamos inundando con basura, mental o alimenticia, termina por enfermar, así surgen problemas de diabetes, colesterol, hipertensión… como causa de haberse cuidado poco uno a través de la alimentación.

Lograr una alimentación sana en nutrición y psicología requiere previamente al tratamiento médico y psicológico, bien sea tratamiento de la ansiedad, o tratamiento de adicciones, en este caso a la comida.

Los comentarios de esta entrada están cerrados