CORAZON

Las ventajas de dar las gracias

¿Qué papel juega la gratitud en tu vida? ¿Das las gracias con frecuencia?

Dedica un minuto de tu tiempo a observar si dedicas parte de tu tiempo a la inconformidad, desconfianza, quejas, desasosiego, consumismo o cualquier otra actitud que te aleje de dar las gracias.

Piensa ahora un momento qué pasaría si dedicaran más tiempo a dar las gracias, cómo repercutiría en los demás y en ti mismo/a. ¿Qué ocurriría si, poco a poco, tu gratitud ocupara un mayor espacio en tu vida?

En cada momento del día tenemos la posibilidad de adoptar una actitud de gratitud y aprecio hacia aquello que nos está ocurriendo, independientemente de las circunstancias que nos rodean.

Entre los motivos para dar las gracias podemos distinguir al menos tres, que vamos a ver a continuación:

GRACIAS POR LO QUE TENGO: Ser capaces de observar lo finito de las cosas nos permite relacionarnos con lo que tenemos de una forma más comprometida y más fluida, más realista y distanciada de lo material. Por ejemplo las relaciones con los seres queridos, amigos, familiares, las actividades que realizamos, por los recursos que nos permiten sentirnos cómodos, tener alimento, un techo, etc.

GRACIAS POR LO QUE NO TENGO: En nuestra cultura no tener algo que anhelamos se considera, en sentido material como algo que falta, algo de lo que se carece, con una connotación negativa. Nada más lejos de la realidad, si dedico un momento a dar las gracias por todas las cosas que no tengo me permito observar mis límites, tan necesarios para saber dónde y cómo me sitúo con respecto a los demás. Dar las gracias por esas cosas que me faltan me abre otras puertas, la generosidad, el dar permiso para que las cosas pasen, el dejar que fluya la energía.

GRACIAS POR LO QUE SOY: Ser consciente de lo más básico para vivir, respirar. Es más, darme permiso para ser consciente a cada respiración de que soy yo el actor, el que tiene la experiencia, el que construye cada momento del día. Si además lo conectas con los regalos que a cada momento nos dan los seres que tenemos cerca, como un abrazo, una mirada de un niño, una sonrisa anónima. Son momentos para disfrutar de lo que eres sin más, date espacio para ser a cada momento, sentir esa canción que se escucha de pronto, la sensación de la brisa en la cara, contemplar un atardecer, el olor del campo después de la lluvia. Date permiso y disfruta.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>