Conductas que alimentan tu ansiedad yeste

Conductas que alimentan tu ansiedad

Cada momento presente de cada día dedicamos nuestra energía en hacer cosas que se pueden dirigir a nutrir lo que es importante para nosotros en nuestra vida o lo contrario, que nos aleja de lo importante, le hacemos caso a nuestra ansiedad.

Claves sobre la ansiedad.

En el siguiente artículo les voy a dar ciertas claves donde “mirar” para hacernos conscientes de nuestra conducta, momento a momento y poder discriminar si este pequeño paso que estoy dando en este momento nutre mi ansiedad.

Conductas que alimentan tu ansiedad.

  • Preocuparte o darle vueltas a las cosas que te preocupan: En lugar de ir a la persona, situación, contexto y usar tu energía en hacer lo que puedas hacer tú, dar tu opinión, comunicarte aún con miedo a no ser aceptado/a, o callar si la situación no es propicia para el entendimiento.  Debes tener en cuenta que hay muchos problemas cuya solución no depende de ti, o directamente no tienen solución, entonces para qué gastar tu energía y tiempo en … algo que sabes que no vas a poder solucionar, ni entender.
  • Justificarte: Tendemos a dar explicaciones de porqué pensamos así o asá, como si necesitáramos aceptación por parte de los demás, buscamos que el otro piense como yo, o al menos sentirme comprendido por él. Cuando eso no pasa dedicamos tiempo y esfuerzo a justificar, explicar, dar razones, más motivos por los cuales “tengo razón” y busco en el exterior que me la den la.
  • Poner excusas: Si alguien quiere salir pero le da miedo sentirse ansiosa/o es fácil que encuentre suficientes excusas o razones para enredarse con ellas en vez de hacer lo que realmente quería hacer, salir. Si gana la ansiedad es habitual que surjan pensamientos de culpa o rabia por haberse quedado en casa y perderse una oportunidad para vivir una situación enriquecedora.
  • Anticipamos el futuro: Nuestra mente está hecha para solucionar problemas. Es un “as” en solucionar, relacionar, buscar conexiones para entender, explicar, dar coherencia. La única forma de conseguir esto es salir del momento presente. Desconectar de lo que está pasando en este segundo vital y “volar hasta el futuro”, para advertirnos de las posibles consecuencias negativas que este nos depara. La solución suele ser evitar hacer planes de futuro que generen ansiedad o nervios, y volver a la seguridad ya conocida de la soledad y el ensimismamiento.
  • Escanearte: En vez de mirar a la vida, al exterior, lo que quiero conseguir en las relaciones con los demás, forjar lazos de conexión, ejecutar planes efectivos y productivos en mi trabajo, o realizar pequeños actos de amor a la gente que quiero. Me dedico a mirar cómo me siento, dónde lo siento, si es como el de ayer, si es peligrosa, si es grande o pequeña esa sensación, controlar el latido del corazón, la tensión muscular… ponemos al cuerpo en un estado de alerta, preparado para la guerra en cualquier momento, vigilante y preparado para atacar ante cualquier eventualidad.
  • Monotema: Después de intentar controlar tu ansiedad durante tiempo, hablo de años, y ante la evidencia de la realidad de que la ansiedad sigue acampando a sus anchas por tu vida, las personas que se dejan llevar por la angustia, los nervios, terminan por hablar de ellos, intentando que alguien externo le dé la “solución” tan ansiada. En otras ocasiones lo que encontramos es que esta conversación de monotema se lleva a cabo sólo en su interior. Los demás solo vemos a alguien ensimismado con sus pensamientos, ajeno/a a la conversación que sucede en ese momento.

Modificar la conducta.

Todas y cada una de estas conductas conducen inevitablemente a sentir/ sufrir mayor ansiedad con el paso del tiempo.

La buena noticia es que son conductas y por lo tanto, sí depende de nosotros darles un nuevo significado a esas sensaciones y enfocar la energía donde nutrimos nuestra vida que no es otro que el momento presente. Este es el único momento en el que tienes poder para hacer, o no, lo que más quieras con tu vida.

No hay excusas, no lo dejes para luego, no hay razón suficientemente potente que pare tu motor, tu necesidad de construir, de sumar, de amar.

 

 

Participa en nuestro próximo curso: Gestionar la Ansiedad

Conscientes del problema que existe en nuestra sociedad con la ansiedad, en Psicología Yeste hemos diseñado un curso presencial en Albacete para aprender a gestionar la ansiedad. Inicio del curso el 19 de Octubre.

MÁS INFO

Vídeo sobre el curso

 
Los comentarios de esta entrada están cerrados