psicologiayesteanonuevo

Año nuevo, ¿planes nuevos?

Estudiar inglés, hacer deporte, dejar la cerveza, llamar más a casa… ¿os suena este tipo de planes para el nuevo año?

El final de una época y comienzo muchos aprovechamos para retomar planes, propósitos, promesas que teníamos pensados y no se han cumplido a lo largo del año. Bien sea por contratiempos con lo que no habíamos contado, bien por dejarnos llevar por la rutina, la costumbre o hábitos poco aconsejables que conocemos muy bien. Si seguimos estas rutinas vivimos una vida a medias, no tan plena como nos gustaría llevar si estuviéramos libre de esas actitudes.

Es muy loable que la gente se plantee mejorar ¡ya que cambia el año voy a cambiar yo también! Buscando ayuda a la cual agarrarnos como un empujón que nos autopropinamos para dar el salto hacia cambio necesario. Eso implica que hay compromiso con uno mismo, que conoces el camino que te llevará a una mejor vida, superar la “resistencia al cambio” que es obligatorio hacer si quieres cambiar las cosas.

Ahora bien ¿esto no te suena a lo que hiciste el año pasado en el cambio de año? Algunos planes los cumpliste, otros se quedaron en el aire. ¿De qué depende que algunos propósitos salgan adelante y otros no?

Hay diferentes factores en la planificación de un cambio.

  1. Objetivos realistas. Ser presidente del gobierno no es realista si no estás implicado en política. Pero si te gusta viajar y comunicarte, estudiar inglés sí que parece un objetivo realista.

  2. Medibles: Llegar a nivel de C1 en inglés es un objetivo fácil de medir. Algunos son más difíciles pero se pude cuantificar en tiempo que estoy dispuesto a dar para que las cosas pasen. Ejem: me concentro X tiempo (semanas/meses) en que salga la relación con el chico que me gusta

  3. Específicos: No sería un propósito fácil de realizar superarme como persona. Si se traduce en hacer deporte 3 veces en semana es más fácil ver si te has superado.

  4. A realizar en un tiempo concreto ¿Cuánto tiempo crees que debe pasar desde que te propones algo seriamente hasta que empiezas a cambiar las cosas?

Una breve reflexión, si los propósitos se repiten un año tras otro y se quedan sin cumplir pueden pasar dos cosas: Una, que no son tuyos sino de otros a los que quieres, esa vida que vives es la de otro! Otra, hay que pasar a la acción, deja de pensar y actúa, esa vida que vives no es la tuya!

Mis deseos para ti,

Para este nuevo año

Valora lo que tienes

Supera lo que te duele

Lucha por lo que quieres

Los comentarios de esta entrada están cerrados